4 Datos Curiosos sobre los motores de combustión interna

Los motores de combustión interna proporcionan una extraordinaria capacidad de conducción y durabilidad, y más de 250 millones de vehículos de transporte por carretera en los Estados Unidos confían en ellos. Junto con la gasolina o el diesel, también pueden utilizar combustibles renovables o alternativos (por ejemplo, gas natural, propano, biodiesel o etanol). También pueden combinarse con trenes de potencia eléctricos híbridos para aumentar el ahorro de combustible o sistemas eléctricos híbridos enchufables para ampliar la gama de vehículos eléctricos híbridos. Te puede interesar: mezcla gasolina aceite 2 tiempos!

¿CÓMO FUNCIONA UN MOTOR DE COMBUSTIÓN INTERNA?

La combustión, también conocida como quema, es el proceso químico básico de liberación de energía de una mezcla de combustible y aire. En un motor de combustión interna (ICE), la ignición y la combustión del combustible ocurre dentro del propio motor. El motor entonces convierte parcialmente la energía de la combustión para trabajar. El motor consiste en un cilindro fijo y un pistón móvil. Los gases de combustión que se expanden empujan el pistón, que a su vez hace girar el cigüeñal. En última instancia, a través de un sistema de engranajes en el tren motriz, este movimiento impulsa las ruedas del vehículo.

DOS TIPOS DE MOTORES DE COMBUSTIÓN INTERNA

Hay dos tipos de motores de combustión interna actualmente en producción: el motor de gasolina de encendido por chispa y el motor diesel de encendido por compresión. La mayoría de estos son motores de cuatro tiempos, lo que significa que se necesitan cuatro tiempos de pistón para completar un ciclo. El ciclo incluye cuatro procesos distintos: admisión, compresión, combustión y carrera de potencia, y escape.

MOTORES DIESEL

Los motores de gasolina de encendido por chispa y los motores diesel de encendido por compresión difieren en la forma en que suministran y encienden el combustible. En un motor de encendido por chispa, el combustible se mezcla con aire y luego se induce en el cilindro durante el proceso de admisión. Después de que el pistón comprime la mezcla de combustible y aire, la chispa la enciende, provocando la combustión. La expansión de los gases de combustión empuja el pistón durante la carrera de fuerza. En un motor diésel, sólo se introduce aire en el motor y se comprime. Los motores diesel pulverizan el combustible en el aire comprimido caliente a un ritmo adecuado y medido, provocando su ignición.

MEJORA DE LOS MOTORES DE COMBUSTIÓN

Durante los últimos 30 años, la investigación y el desarrollo han ayudado a los fabricantes a reducir las emisiones de ICE de los contaminantes criterio, como los óxidos de nitrógeno (NOx) y el material particulado (PM) en más del 99% para cumplir con las normas de emisiones de la EPA. La investigación también ha llevado a mejoras en el rendimiento de ICE (caballos de fuerza y tiempo de aceleración de 0-60 mph) y en la eficiencia, ayudando a los fabricantes a mantener o aumentar el ahorro de combustible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *