3 consejos para comprar Camisetas personalizadas

Enfóquese en la Ocasión

La primera regla para llevar una camiseta es saber dónde y cuándo es apropiado hacerlo. La realidad es que muchas de las funciones a las que asistes requieren un buen traje y corbata, o al menos una camisa de manga larga con cuello. Las camisetas son una opción si y sólo si el evento es casual.

No intente desafiar el código de vestimenta y lleve una camiseta a la oficina o a la boda de un amigo a menos que se le requiera específicamente. No importa lo bien que te veas o lo seguro que te sientas en ello. Las camisetas tienen su propio tiempo y lugar, al igual que las chanclas o las chaquetas vaqueras. Siempre respete la ocasión si quiere que los demás le respeten. Con estos consejos podrás comprar las mejores Camisetas personalizadas!

Entender su tipo de cuerpo

No todo el mundo tiene armas como Chris Hemsworth. Esos tipos pueden hacer que las camisetas sean geniales. Entonces, ¿los simples mortales como nosotros no pueden verse bien en ellas? Por supuesto que no. Pero tienes que conocer tu propio tipo de cuerpo para medir tus posibilidades de verte bien en una camiseta. La cruda realidad es que no favorece a todas las formas y tamaños de cuerpo.

Si eres un hombre corpulento o relativamente grande, probablemente eres consciente del peso extra en tu sección media, que las camisetas no esconden muy bien. Si eres delgado, una camiseta puede acentuar la delgadez de tus brazos y la parte superior del torso. Por eso decimos que los hombres que van al gimnasio con regularidad se han «ganado» su capacidad de verse estupendamente en camisetas. Pero incluso sin un físico muscular, una camiseta puede hacer un trabajo fenomenal para que el cuerpo que tienes se vea bien.

Nail The Fit

Puedes comparar el uso de camisetas bien ajustadas con el horneado de galletas. No importa lo bonitas que sean las galletas. Sin la cantidad adecuada de azúcar, siempre terminan sabiendo demasiado dulces o demasiado amargas.

Un buen ajuste de la camiseta requiere dos cosas:

Debe ajustarse a la forma de tu cuerpo.
No debe causar incomodidad o restringir la libertad de movimiento.

¿Por qué debería importarte tanto el ajuste? Porque el ajuste es un componente esencial del estilo. La ropa que se ajusta correctamente muestra tu masculinidad y atractivo mejor que la ropa que no lo hace. Es así de simple. Dedique tiempo a encontrar una marca de camisetas que funcione para su tipo de cuerpo. Use las siguientes pautas como una lista de verificación cuando pruebe cualquier camiseta nueva:

¿La camiseta le queda bien ajustada sin que le apriete el pecho y la cintura? ¿Los puntos de los hombros coinciden con los extremos de los mismos? Es posible que la camiseta esté demasiado suelta si los puntos del hombro están caídos, o demasiado ajustada si se sube a una altura mayor. ¿Cubren las mangas aproximadamente 1/3 de sus bíceps? Si las mangas cubren más de la mitad de sus bíceps o tocan sus codos, son demasiado largas.

¿Las mangas abrazan ligeramente el bíceps? Las mangas que están demasiado apretadas pueden cortar la circulación a sus brazos. ¿La camiseta sigue sutilmente la curva de su torso? No debe revelar demasiado el contorno de tu estómago. ¿La camiseta va unas pocas pulgadas por debajo de la línea de su cinturón, cubriendo ligeramente su cintura? Lo ideal es que sea lo  suficientemente larga para que pueda levantar los brazos sin exponer la sección media. NO use una que llegue hasta el área de la entrepierna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *